3.2.20

Maternidad real

Hoy en día leo situaciones/preguntas/pesares de madres con niños pequeños y lo veo tan lejano que siento que a mi no me pasó o que yo no lo viví. Este blog lo empecé cuando Lisa tenía 7 meses y todavía no entiendo como hice porque, además de ahogarme maternalmente en una vaso de agua no teníamos pc en casa, usaba la de Jacko cuando el volvía de trabajar (que no está demás decir que no había días u horarios fijos de trabajo!! COMO SORONGO HACIA???).

Si es cierto que encontré una red de contención ENORME, esas madres del foro de planeta mamá me hicieron mucho bien y lograron que yo pueda con todo (o casi!). Hasta el día de hoy están presentes en mi vida (no las voy a nombrar porque si me olvido de alguna me sentiría fatal, pero ellas lo saben, y si no este es un muy buen momento!).

Voy con la memoria para atrás y me veo llorando en la cocina, intentando que Lisa coma una cucharada de puré porque no toma teta y tampoco mamadera, tiene 5 meses y Jacko esta trabajando en la loma del orto. A la noche se duerme tirándome del pelo (eso me dejó una especie de trauma: no soporto que bajo ninguna circunstancia me toquen el pelo. Es por eso también que voy a la peluquería 1 vez por año y que me preparo mentalmente 2 meses antes) A la mañana siguiente se despierta temprano pero de muy buen humor y durante el día (si bien come poco) duerme sus siestitas y se re banca los paseos en el carrito). Vivimos en Italia y el contexto no es muy "inmigrante friendly" por eso cuando sale la posibilidad de venir a Bélgica yo no lo dudo (había estado una sola vez en Bruselas, durante unos días que Jacko tuvo un curso por su trabajo y me pasé las horas paseando de un lado a otro, esperando que se haga la hora de cenar para reencontrarnos y no más que eso) así que empezamos a armar toda la mudanza y nos vinimos. Una vez instalados Lisa empieza a ir al jardín y yo a estudiar francés, en ese momento empecé a relajarme un poco y entonces me dí cuenta que estaba emarazada de Milo ... la conxa del pato!




Todo esto (muuuuuy resumido) viene a colación de que tal vez, viéndolo desde afuera, la maternidad es una cosa maravillosa (y es cierto que en algunas efímeras circunstancias lo es) pero imaginen maternar sin haberlo elegido. Imaginen la imposición de pasar por situaciones sin privilegios y tener que maternar de igual manera, con la cabeza alta y salir adelante.

La empatía es algo que deberíamos laburar desde chicos, aprender a ponerse en el lugar del otro, cerrar la boca y no decir cosas que nadie nos pide que digamos, no dar por supuesto que las situaciones son como las vemos y aplicar la lógica en cada realidad (no es que para algunas cosas si y para otras no).

Que no se entienda con esto que yo reniego de mis hijos, al contrario, son lo más hermoso que hice y soy muy feliz teniéndolos cerca, me divierto y aprendo un montón con ellos, pero en gran parte todo esto se da porque yo elegí tenerlos y atravesar esta aventura sin fin.

Cual fué/es la relación que ustedes tienen con la maternidad? Cuáles fueron las experiencias más traumáticas y cuales las más felices? Si pudieran volver el tiempo atrás con respecto a este tema, que harían de manera diferente?

Porque la maternidad será deseada ... o no será!

(ustedes también tienen una hermana escritora que les edita los posts? ♥♥♥♥)

Pin It

19 comentarios :

  1. Ah oero contestar eso requiere teclado. Con el fono no puedo 😁 vuelvo despues!

    ResponderBorrar
  2. La pasé muy mal x momentos, muy mal. Nadie te cuenta, nadie te avisa.... A veces llamaba llorando a mi marido "vení rápido cuando salgas x favor"....no soportaba más. El cansancio y el mal dormir hacen que todo sea peorrr. En ese momento era eterno, interminable, hoy a la distancia veo a esa yo con lastima, con ganas de ir a ayudarla. El primer año y medio creo q fue el más denso. Pasaron 6 años ya y con orgullo digo que a los golpes pero lo logré. Que cambiaría? Mis expectativas,no hay que esperar nada de nadie. Li repetiría? Ya no tengo mucha posibilidad, pero si lo haría. Siento, sentimos que nos faltó uno/a más (perdimos un embarazo 1 año exacto antes de mi hija), trataría de relajarme en algunos aspectos, pero haría todo lo que hice xq lo hice bien y con todo el amor que me salía, aunque en ese momento me sentís una inservible. Fui lo mejor que pude y está bien.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. y por mas que alguien te cuente o te avise una experiencia no es como la otra!
      Yo aprendí que no se puede esperar en tanto y en cuanto no lo pidamos, la gente tiene mil motivos para hacerse la boluda pero también es cierto que no podemos esperar que nos resuelvan si no lo pedimos y me parece que ahí es donde la cosa no tiene que repetirse, donde hay que generar el cambio.
      Un beso!

      Borrar
  3. Siempre pienso que la maternidad me ha atravesado de una forma tal, que no puedo mas que estar de acuerdo con que la maternidad siempre debe ser elegida. Momentos duros he tenido muchos, la búsqueda de un buen nacimiento para Lea creo que fue la tarea más difícil y dolorosa que tuve que enfrentar, o que decidí enfrentar. Hay un momento que guardo aparte, que creo que fue durante el embarazo de Fede en el que me di cuenta que cuando creía que no podía mas, igual podía, y ese poder no venía de un enorme sacrificio o esfuerzo, si no que venía porque mi poder hacer cosas, de alguna manera, se había ampliado, habían crecido mis ganas junto con mi panza y se sintió genial. (Mi hermana no me edita nada)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. es cierto! la maternidad nos atraviesa de tal manera que no hay vuelta atrás y es necesario que sea una decisión elegida. Y los momentos difíciles pudimos atravezarlos porque en el fondo estábamos convencidas de hacerlo.
      Mi hermana me empezó a editar los textos porque se lo pedí, lo hace con sinceridad, responsabilidad y mucho amor y yo me siento medio boluda po lo habérselo propuesto hace 15 años!

      Un besote Eipril!

      Borrar
  4. Ay pau, yo pospuse la maternidad (inconscientemente) justo porque lo único que escuchaba es que era terrible, que te perdías a ti misma y que sufrías mucho. Venía pensando a Max pero no lo estaba esperando, no todavía, fue "sorpresa" y me lo he gozado todo, tal vez porque esperaba que fuera tan terrible que todo me parece lindo y además he corrido con suerte.

    Estoy empezando, Max tiene 20 meses y se me han hecho tan cortos, tan rápidos que a veces quiero pausar el tiempo. He sido afortunada porque tengo apoyo y contención, pero el 90% del tiempo somos él y yo.

    Gracias por este post! un abrazo.

    Pd. no me deja comentar desde el celular, te había dejado un comentario en el post anterior y no apareció, será que tengo que configurar algo?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Andre! ese Max tiene una suerte increíble con la madre que le tocó!
      Es una experiencia muy fuerte en todos los sentidos y siento que nunca ninguna estará preparada como para afrontarla sin tener que derribar muchos muros.
      Cuando son chiquitos el tiempo pasa volando y cuando crecen ... también! No es algo que se diga alto y cuando quisimos darnos cuenta ... ya estan en la secundaria y una se encuentra de brazos cruzados sin saber mucho que hacer!

      Un abrazo fuerte!

      P.d.: los comentarios estan sujetos a mi autorización para publicarse (es que sino no me doy cuenta que están! Los leo, los publico y los contesto enseguida!)

      Borrar
  5. Yo siempre quise ser mamá, y cuando nació mi hija me pegó "madre drama", y no soy madre helicóptero, soy madre avión de guerra. Pero como soy intensa para todo, tampoco la maternidad iba a ser la excepción. Me hubiera gustado tener más hijos, pero no me quejo, tengo una hija y una ahijada. La maternidad ordenó mis prioridades, pero también sacó lo peor de mi jajaja Qué lindo que volvisteSSSS!!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hay material para leer sobre esto de "madre helicóptero" y "madre avión de guerra"? Me interesa!
      La intensidad es algo que algunas personas llevan en el adn y no se despegará nunca ... a llorar a los caños! jajajaja!
      Una hija y una ahijada está muy bien!
      Un besote Fabi!!

      Borrar
  6. Cada vez que puedo, cuando la confianza me lo permite, le digo a las embarazadas que sepan que los que te dicen con vos risueña "un hijo te cambia la vida" no te está dando toda la información. Porque si, cada hijo te la cambia. Te expone a un grado de felicidad que no tiene comparación... pero también te cambia el patrón de sueño, la manera de vivir, te llena de miedos nuevos, te enfrenta a versiones de vos misma que desconocías y otro millón de cambios que no me da la vida para enumerar. Asi que sí, la mejor manera de atravesar este torbellino que es la maternidad es deseándolo, conscientemente o no. Besos, Pau!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Exacto! Normalicemos, con sutileza, decir las cosas como son!
      Yo estuve muy sola en las 2 crianzas de mis hijos y así y todo puedo decir que lo llevé bien ... pero admito que me quedaron secuelas! jajajajaj!
      (tengo una vecina jovencita con 2 hijos, nene de 3 y bebe de 6 meses, cada vez que nos cruzamos me dice con mucha pena que la chiquita llora, como pidiendo perdón, lo primero que le dije es que es chiquita y esa es su manera de comunicarse, lo segundo fue que a medida que crecen eso cambia y la tercera ... que nosotros tenemos las habitaciones del otro lado y NO SE ESCUCHA NADA!)
      Besote Flor!

      Borrar
    2. Ayyy si... normalicemos decir, expresar, pensar por nosotrxs mismxs. Mi mantra ultimamente es que "TODO PUEDE SER DICHO" pero hay que buscar bien el momento, las palabras y sobre todo la forma.
      El problema es que en estos tiempos NO SE ESCUCHA NADA aunque estemos en la misma habitación (y acá va emoticón de mujer que se tapa la cara, jajaja)

      Borrar
  7. A mí creo que lo que más ne costó fueron los primeros meses, la lactancia costó mucho la primera semana y los comentarios ajenos (que continúan en la actualudad), no ayudan.
    También el embarazo fue físicamente muy difícil, tuve vómitos, deshidratación hasta el parto, así que eso de «disfrutar» el embarazo era más sobrevivir y hacer todo para que mi hija naciera bien.
    Lo que sí me ayudó y es algo que le digo a cada amiga madre desbordada, es lo que me dijo una amiga: todo va pasando, son etapas. Y sirve, porque algunos momentos críticos se pueden hacer interminables.
    Por último, algo que me costó y aún me cuesta es conciliar la vida laboral con la familiar. Creo que es algo que nos pasa a muchas.
    Besos!

    ResponderBorrar
  8. Siempre digo que Francisca y Simon llegaron juntos para que no los enloquezca con mi intensidad; jajaja, no me dejaron tiempo, sobre todo en los primeros años, las cosas salieron como se pudo.
    Respecto de la elección de la maternidad, comparto 100%. No sólo debe ser elegida, debe ser deseada.
    Después de 15 años no imagino mi vida sin ellxs, pero tampoco la imagino sin todo lo que hago: el trabajo, el estudio, el fieltro, la escritura. Y es encontrar ese equilibrio, en donde mi vida no se diluye entre la maternidad y las tareas de la vida común familiar, quizá lo más dificil.
    Debo decir que a veces quiero apurarlos dandoles libertad y queriendo que se hagan responsables porque eso me permite mi propia libertad. Y en este apurarme me olvido que todo es un proceso, un recorrido y que hay siembras que se cosecharán más adelante.
    Cariños y gracias por los espacios que habilitas en tus redes para el encuentro, la reflexión y el compartir.

    ResponderBorrar
  9. Uuuuh! la lactancia es un tema que hasta el dia de hoy me cuesta abordar, se apaciguo mucho con Milo pero fue tan duro con Lisa que las secuelas todavia laten ...
    Me encanto lo del todo pasa! es aplicable a TODO y hace tan bien! En el preciso instante estamos desbordadas y no podemos concretar nada pero con el tiempo todo se va diluyendo y es mas facil
    La vida laboral es todo un tema aparte! Ojala podamos armar algo y compartir con el resto!
    Gracias por pasar!

    ResponderBorrar
  10. creo que la maternidad es tan fuerte que por eso las madres nos pasamos horas y horas hablando de eso. Y nunca te alzanzan las palabras, es parte de lo inefable. Tuve un embarazo super deseado y re planificado y banco con todo mi ser la idea de que la maternidad debe ser deseada o no ser. Porque si con todo ese deseo y esa premeditación me dio vuelta tanto no me puedo imaginar sin quererlo. Podría decir muchas cosas, y me diste ganas de armar un post. Pero dejo las dos más importantes. LO que no volvería a hacer es tratar de maternar como si no trabajara y trabajar como si no tuviera hijos. Eso me complicó las cosas, especialmente a nivel emocional. Y luego como dicen más arriba, mi mantra de la maternidad es "esta etapa ya pasará". Me sirvió para los momentos de desborde y también para aprovechar cada parte porque pasan rápido.
    Gracias por volver a La Punta

    ResponderBorrar
  11. Volvamos a las cadenas de post Flor!! Una ronda de maternidad reflexiva no estaría nada mal, no? Besos grandes!

    ResponderBorrar
  12. Aunque este post tiene más de dos años, no puedo dejar de comentar.
    La maternidad la pospuse todo lo que fue posible (hija mayor nació a mis 35) y aún así no me sentía nada preparada. Mi pareja siempre tuvo claro que quería tener hijos, yo no tanto. Sé que tenerlas fue un gran acierto y un aprendizaje increíble, pero recién muchos años después empiezo a pensar que algún día podré ser mi prioridad, aunque sea un rato. No tenemos familia cerca (la mía en Argentina y la de mi compañero a 300km, aunque una hermana suya que tiene 3 hijos a los que cuidé muchos fines de semana, e incluso en viajes de sus padres no nos da ni bola y mis hijas apenas tienen relación con ellos), no tengo amigos como los que dejé allá y la gente acá se relaciona de una manera que no engancho (no me gusta salir ni ir a bares, no soy hippie ni cool, ni tradicional ni religiosa, no tengo dónde entrar). Es difícil criar tan sola. Desde que hija mayor nació, su padre ha ido cambiando de puestos en su trabajo, cada vez más demandante en tiempo y dedicación y yo siempre me siento sola, como boyando. La pandemia no hizo más que agrandar todo esto. Menos mal que me encanta mi trabajo y ahí soy un ente independiente, pero la intensidad de la crianza hace mella, eso no lo podemos dejar de ver. Beso❤️

    ResponderBorrar