16.6.22

Juventud, divino, tesoro



(Lisa no está en ogt, tiene un short. Y si, el desorden del living estaba realmente cuando saqué la foto)

Hace unas semanas lo dije (en realidad lo escribí en Twitter, a modo de respuesta) y fue como hacerlo en voz alta "yo ya estoy de vuelta, ya no tengo empatía por las madres primerizas y postpárticas".

En realidad no es tan así, pero mis vecinos con sus hijitos sin límites agotaron todos los cartuchos que me quedaban.

Y mis hijos están grandes. (Escribo esto en 1ra persona pero pienso que Jacko está de acuerdo en un 90% ... él no mira Stranger Things y no creo que haya leído el Nunca Más)

Prácticamente podría irme de viaje unos días y ellos se las arreglarian solos sin problemas.

Ya se levantan a la hora que el cuerpo les pide, desayunan a la hora que el hambre les avisa y se bañan cuando yo se los recuerdo. 

Casi no nos acompañan a ningún lado, sin interés u obligación de por medio. Tienen agendas ocupadas, donde nosotros solo contamos para la parte logística.

Se las arreglan solos para el tema del estudio, nuestro rol en esta etapa es para amortiguar el estrés, buscar un osteópata de urgencia para descontracturar nervios, prever comida en la heladera y si llegara a necesitarse, tomar lecciones, explicar contenidos, corregir deberes de español o firmar alguna nota de último momento (si es que aún no nos falsificaron la firma 😉 yo también tuve 14 y 17)

Una vez leí que tener hijos es como tener siempre una hornalla encendida. Yo agrego que el hecho de que esos hijos sean  adolescentes significa que esa hornalla funcione conectada a una precaria garrafa a medio llenar. 

La inestabilidad psicológica a la que estos mini sujetos se enfrentan (más en período de cierre de exámenes, actividades, futuros trabajos, posibles opciones escolares, relaciones con sus coetáneos) hace que los fundamentos que los sostienen empiecen a temblar, a dolerles, a hacerles dudar de la capacidad de aguante; y nosotros, simples mapadres mortales, nos ponemos en "el chino de los platos" mood para atajarles todas las posibles desavenencias que puedan llegar a aparecer (¡y no siempre lo logramos!)

Porque, en nuestro caso, que elegimos tenerlos, ahora llega el momento de acompañarlos, de asegurarles una mano en este nuevo camino, el instante, en que si se sienten solos, sepan que igual estamos con ellos. Esa confianza que supimos empezar a crear y construir cuando eran chicos, hace que en los momentos difíciles puedan recurrir a nosotros, sabiendo que posiblemente no estemos de acuerdo, que tal vez no podamos solucionar lo que les pasa pero si simplemente estar con ellos, abrazarlos, hacerles algo dulce cuando les pinta bajón, organizar una cena con la familia de la mejor amiga y prometer mucho alcohol, llevarlos a dar una vuelta, sacarlos a tomar aire, prepararles el baño para que se relajen, enviar mails en modo "mamá luchona", justificar lo injustificable con tal de que, por un rato, se sientan mejor.

A veces pasa que, además de sus temas, apechugan con cosas ajenas, entonces nosotros nos encontramos haciéndo de psicóloga a tu hija pero también a la amiga, te ponés a buscar grupos que acompañen a adolescentes hijos de matrimonios mixtos, preguntás por todos lados si conocen profesores particulares de física, cocinas pasta con vodka, pasas a buscar niños en la otra punta para llevarlos al entrenamiento, te juntas con otros mapadres y preguntas si está todo bien, compartís el teléfono de tu ginecóloga, salís a medianoche a llevar/buscar adolescentes por ahí.

Cuando Lisa estaba por terminar la primaria y empezar la secundaria, Jacko fue a una charla,en la cual explicarían el sistema de inscripción escolar, pero quien la dió se terminó yendo por otros rumbos y dijo cosas que hasta el día de hoy nos marcaron a fuego: dejan de ser considerados niños para pasar a ser adolescentes, el cuerpo empieza a presentar batallas que tal vez antes no suscitaban alguna importancia, las hormonas siempre trastocan todo, los mapadres dejamos de ser cool para ser una vergüenza, el estudio empieza a ser más exigente, las responsabilidades más pesadas, la visión del futuro más cercana... y ahí es cuando esta gente necesita un plus, un extra para seguir adelante de la mejor manera que se pueda. 

Tengo la suerte (realmente me siento muy muy afortunada) de estar rodeada de gente que es muy buena consejera, muy buena oyente, el mejor apoyo, la compañía perfecta para un llorito de madre. Los padres de la mejor amiga de Lisa, mis consuegros, los amigos de siempre, mis amigas acá y allá, las virtuales de los tiempos del blog, las nuevas en situación parecida. 

Son caminos difíciles (pero no intransitables) y es importante tener y brindar el apoyo suficiente para poder abordar el campo minado que significa la adolescencia.

Salvando las distancias, desde hace muchísimos años, siempre ronda en mi cabeza el prólogo al capítulo "Adolescentes" del Nunca Más y es que al final ... nada está librado al azahar.

Hace unos días terminaba de ver la temporada 4 de Stranger things y Hooper, hablando de Eleven, dijo algo que me fue necesario guardar "debemos estar programados para rechazar a nuestros padres, para poder crecer y avanzar, convertirnos en algo propio (en quienes somos) y yo espero que esté haciendo eso, encontrándose a ella misma"... todo lo queremos los mapadres! 

¿Tienen hijes adolescentes en casa? ¿Que sentimientos les genera? ¿Cómo lo llevan? 


21.3.22

Despejar 5ta parte

No se termina nunca, porque ya no estamos sacandonos cosas de encima, estamos buscando la vuelta para vivir mejor ...

Es importante para mi aprender a no depender tanto de lo material, tengo que seguir trabajando más el “hoy estamos, mañana no sabemos” y dejar fluir esa energía. Necesito saber que si me pasa algo, no le dejo una carga material a mi familia (sobretodo boludeces que al final estaban ahí acumuladas!) que les generen más malestar a la situación.

Vendimos la estantería a muy buen precio, el mueble de los cajoncitos tambien se fue y tengo esperanza de que haya encontrado un nuevo hogar donde hacer felices a sus dueños, uno de los carritos lo dejé con la impresora nueva y los libros más importantes de arte floral, el otro pasó a la cocina, contiene la frutera y liberó un poco la mini mesita que la habita.

Los siguientes movimientos serán:

•  Deshacernos de libros (*edito: hace unas semanas vendimos un lote importante!)

•  Liberar una cajonera que está en el garage: 1 cajón de material de costura, 1 cajón de material en papel, 1 cajón de telas… mi idea es vaciarla por completo!

•  Liquidar unos cuantos pares de calzado (de los 4!)

•  Sacar sabanas/toallas/repasadores que no van mas

•  Cambiar el mueble del salón por uno que se la mitad de su tamaño y en un tono más claro, para lograr un efecto visual más liviano

•  Lograr una buena organización con el stockage de la escuela (están obligados a guardar algunos cursos durante algunos años) pero el resto podria irse y organizarse mejor.

•  Sacar cosas del garage

•  Revisar la lista de abonados en Instagram, de amigos en Facebook y otras redes sociales, quedarme con lo que realmente vale la pena, me hace feliz y me genera algo.

Bueno, este decálogo de cosas llega a su fin. Ojalà les sirva, ojalá les oriente, ojalá se les ocurran cosas que puedan sugerirme, que ustedes aplicaron y les resultaron buenas. 

Gracias a todos ustedes por el oído y el empuje siempre, a todos nosotros por permitirnos probar y ver que nos funciona, a nuestras mentes por tener la capacidad de despejar antes que nuestras manos y a nuestros corazones que siempre laten lo correcto.


Pin It

14.3.22

Despejar 4ta parte

El destino de las cosas que suelto.

Donde vivo hay 2 grupos en Facebook para donar cosas: subís la/s foto/s de lo que querés donar, decís más o menos porque zona estas y listo! La gente likea la foto y te pone “estoy interesada en las revistas de costura, te mando mp” y por mensaje privado arreglas día, hora y lugar (te tocan el timbre o bien se encuentran en la esquina). Existe otro grupo, de costura,  ahí remate muchas telas y elementos de costura que ya sé que no voy a usar.

También hay un lugar que forma parte de una asociación, que empezó como casa de acogida para mujeres solas (o con sus niños) que estaban atravesando una situación particular. Queriendo “conquistar” esa casa empezaron a recibir donaciones que, enseguida, al superar las expectativas, lograron convertir en proyecto: las donaciones recibidas las pondrían a la venta a “precios solidarios” para generar una entrada económica al proyecto y hacer circular objetos que la gente ya no usa y tiene acumulados en su casa. Ahí es adonde fueron a parar muchos de mis materiales de manualidades (previamente separados en lotes, en sobres de papel que recuperamos del pan), algunos libros/revistas, y aproveche la volada para llevar algunos juguetes que daban vueltas aún por mi casa y algo de ropa de los chicos.

Lo último fue abrirme una cuenta en Vinted, empezar a sacar fotos, buscar información sobre lo que estoy vendiendo y un punto de relevo donde llevar e ir a buscar mis compras. Aprovecho en esta instancia para reciclar todo tipo de material en el momento de envolver el articulo vendido: papel, carton, plastico!


"¿Cómo es que detesto cada prenda de vestir que tengo, 
pero cuando voy a tirar algo, desarrollé esta profunda relación sentimental con eso?"

Creo que es necesario concederse el tiempo para hacer el click y decir “me quiero sacar todo esto de encima porque me genera una carga que no estoy dispuesta a seguir llevando”.

Muchas cosas que se fueron me acompañaban desde que me fui de Argentina hace 20 años, otras me las regalaron amigos muy queridos, otras las había comprado en un momento muy especial de mi vida y así …pero las solté y fui mas feliz!

Que es lo que mas te cuesta soltar? por que crees que te pasa eso? 

Gracias por acompañarme y compartir sus despejes conmigo! Queda la última parte para el lunes que viene!

 Pin It

7.3.22

Despejar 3ra parte

Mi movida en serio por el orden empezó hace algunos meses.

Siempre fui relativamente ordenada (o por lo menos de saber dónde estaban las cosas dentro del caos que reinaba). Tenía 42 años y me encontré volviendo a trabajar, los hijos casi autónomos y el marido con homeworking gracias una pandemia mundial.

Todo el hogar era un desbarajuste importante. Desordenado y deslucido. Y este ser que me habita, que no podía con su alma, lo llevaba bastante mal.

La gente como yo no sabe pedir ayuda y no puede delegar (inserte aqui el meme ese de "*delegas *hacen todo como orto") entonces, además de mi trabajo afuera, me sume las tareas de seguir manteniendo la casa ordenada y limpia… imposibol! Mi salud física y mental me jugaron una mala pasada, me advirtieron con poca sutileza que eso sería algo no realizable.

Me puse a analizar mis posibilidades (dentro de lo factible, no le pidamos peras al olmo!) y opté por empezar a liberar espacios; si había que ordenar, que sea poco; si había que limpiar, que sea fácil. (Si, toda esta movida se está llevando puesta a mi familia, pero ese tema no lo voy a tocar porque no lo tengo muy claro todavía) :() Estamos en un período de prueba y si no funciona, todavía tenemos un plan B.

Las posibilidades, por suerte, venían acompañadas de un cierto privilegio: por 1ra vez disponía de plata (mi 1er sueldo en años!) para expandir un poco el deseo y hacerlo realidad (no es que antes no se pudiera ni a palos, pero prioridades son prioridades!)

Empecé por el escritorio. Es un lugar al cual casi nadie (nunca) entra (ahora deduzco que era por el desorden que había, porque últimamente... alto tráfico!) excepto yo, estaban todos mis materiales de manualidades, mis telas, mis lanas, mis libros de arte floral, las famosas washitapes, papeles de miles formatos y colores y así mucho más.

Tenía una estantería de madera y metal muy hermosa y cajas de madera o de zapatos forradas que contenían muchas cosas que hacía muchos años que no usaba. También había un mueblecito divino con muchos minicajoncitos, 2 carritos como los de bebidas y algunos canastos de mimbre. Junte coraje, me enyoguise y empecé por ahí.

Comparto con ustedes documentación fotográfica del caos que era mi escritorio:





Ahora sí: pequeño “manual” de despeje (o como deshacerse de algunas cosas y liberar espacio físico y mental!):

Separar las cosas en diferentes "destinos":

•             Que quiero realmente conservar

•             Que me sirve

•             Que no voy a usar ni en pedo

•             Que se puede reciclar

•             Que quiero vender

•             Que quiero regalar/donar

•             Que hay que tirar

A partir de ese momento empecé a buscar la manera de sacar la estantería y los carritos, que me producían un impacto visual (negativo) bastante importante ya que todo quedaba a la vista y meter algún mueble que pudiera contener lo que quería conservar (menos cantidad) y a la vez que me permita armar un espacio para sacar fotos, tener lugar donde poner los cuadros que me regala Lisa, pero sobretodo aflojar con la contaminación visual que ya me estaba haciendo mal.

Estuve 2 meses hasta que di con los muebles que podrían servir, los fui a comprar, los traje y arranque un viernes a sacar cosas. Saqué todo, armamos e instalamos los muebles y, con mucho tacto, atención y buen humor, logré llenarlos con cosas útiles, ordenadas, capaces de resolverme situaciones de ahora en más.

Con el resto de las cosas armé diferentes lotes: PARA VENDER, PARA DONAR, PARA TIRAR, PARA RECICLAR.

Gracias por haber llegado hasta acá, el lunes que viene, otra parte!

Pin It

28.2.22

Despejar 2da parte

Algo que me asusta un poco: la acumulación. 


"Si te trae alegría, lo guardas.
Si no es así, se va.

Él se está llevando las sillas del comedor.

No me traen alegría."


No solo el hecho de juntar y juntar y juntar para en algún momento utilizar, salvar, ayudar o reforzar, sino el tema de habitar en un lugar que está rodeado (en el mal sentido, como cuando llega la yuta) de cosas que solo estan por el hecho de que todavía hay lugar. 

No necesitamos tantas cosas. 

Si te pones la mano en el corazón estoy segura que tenes clarísimo cuanto hace que no usas esas camisas que están  colgadas en el ropero, el juego de velas perfumadas que te regalo tu amiga para tu cumple, los bidones vacíos de lavandina que te esperan en el fondo del patio “para futuros proyectos”, los tubos de cartón de los rollos de papel higiénico o la millonada de bolsas de plástico esperando su momento de gloria para entrar a la cancha y convertirse en heroinas, ni hablar de aquellos jeans que te hacían un culo tremendo y que hace tiempo no usas (por el motivo que sea!), no nos olvidemos de los tacos que acumulas en la caja debajo de la cama. 

No sé si alguna vez escuchaste hablar de las capsulas de ropa, es un concepto que se basa en tener una cierta (mínima) cantidad de pilchas y combinarlas de todas las maneras posibles para armar distintos outfits a lo largo de un cierto periodo de tiempo.

Esto sirve para hacer circular poca ropa lo más posible, no generar nuevas compras y deshacerse de aquello que no se usa. 

Yo no aplico este método (porque aún no estoy preparada para soltar algunas cosas y porque tengo bastante problemas de talle) pero además porque en general tengo poca ropa, la gran mayoría (80%) comprada en segunda mano .

Tengo la inmensa suerte de que a Lisa le encanta también la ropa de 2da mano y de que a Milo no le importa de dónde viene lo que usa para vestirse, Jacko es un poco más rebuscadito pero sinceramente todo le dura millones de años, así que no puedo decir nada!

Gracias por haber leído hasta acá, la semana que viene sigue sigue!! 

 Pin It

21.2.22

Despejar 1ra parte

Cargar:

llenar aglomerando, obstruyendo la circulación, el uso libre.

Llenar u ocupar en exceso, molestando.


Despejar:

deshacerse de lo que desordena, de lo que molesta.*




Antes de meterme de lleno en este terreno que es mi casa y mi vida privada, necesito aclarar ciertos puntos: desde hace algunos años tratamos de llevar adelante una vida más sustentable, aplicamos la compra consciente, los productos regionales y locales, nos ocupamos de reciclar la basura (tenemos pendiente el tema del compost, pero hay que esperar a ver como salió lo del sembrado de pasto en el patio), hacemos el menú semanal para no hacer compras de más y desperdiciar comida, llevamos los residuos al centro de reciclaje pero por sobre todas las cosas estamos tratando de no acumular. Uno no se da cuenta de cuanto tiene hasta que, por alguna situación crítica… necesita desalojarlo! Acá es muy fácil conseguir cosas relativamente nuevas de manera gratis o a un precio ridículo, el tema es… realmente lo necesitamos?

En agosto van a hacer 8 años que nos mudamos a esta casa, que es mucho más grande de lo que era el departamento en el que vivíamos en Bruselas. Tiene mucho más espacio de guardado y (casi) nunca es problema encontrar donde meter algo, claro que cuando necesitamos otra cosa hay que luchar con obstáculos innecesarios…y te querés cortar las manos!

Aprendí que Ikea tiene un sistema impecable para que entres porque necesitas 2 cosas y salís con 13! Y hay que tener coraje para dejar esos repasadores hermosos y baratísimos o esas velas con olor a geranio de Madagascar que no sabías que necesitabas! Lo mismo pasa con Zara o H&M (a Zara no voy porque no hay nada de mi talle, a H&M suelo ir en las épocas de rebajas si necesito algo en particular) que tienen ese sistema que consiste en comprar sin probar en el negocio para no perder tiempo y en todo caso volvés otro día (aumentando la huella de carbono innecesariamente) a cambiarlo… demás está decir que si te organizas un toque vas con 5 min de más, te probas y decidís ahí mismo.

Supongo que tiene que ver también con una cuestión de carácter, del país en el que uno vive, de la familia con la que convive, del uso que le da a la casa que habita, de las necesidades que se presentan. Hace algunos años tuvimos que cambiar la mini cama de Milo por una más grande, nos volvimos locos buscando una cama marinera (esa que tiene el cajón abajo para meter un colchón), hasta que Lisa nos dijo “por qué no podemos tener la cama que queremos y pensar en meter un colchón si yo cada vez que voy a dormir a la casa de alguien me dan uno inflable o uno que tienen en el garage??” y ahí la cabeza nos hizo un flor de clikazo! Siempre pensando en cuando vendrá la familia, o algún amigo viajero, o cuando los chicos hagan alguna dormida en casa o etc etc etc… a partir de ahí decidimos que íbamos a ver como lo resolvíamos llegado el caso y que cada uno tenga la cama que quería tener.

Se fue la 1ra parte, la semana que viene subo la 2da!

*

Encombrer: 

  • remplir en s'entessant, en faisant obstacle à la circulation, au libre usage.
  • remplir en occuper à l'exces, en génant.
Désencombrer:
  • débarrasser de ce qui encombre, qui gêne


Pin It

24.2.20

El lenguaje inclusivo

Se viene hablando con más fuerza, de un tiempo a esta parte, del lenguaje inclusivo. Un alto porcentaje de gente lo descartó de una sin siquiera leer un poco al respecto, otro no lo usa por una cuestión de costumbre o confusión (este es mi caso!!) y otra franja lo emplea sin titubeo alguno.

Yo estuve buscando un poco de información (y más lectura al respecto) y si bien no hago uso del mismo me hace mucho "ruido" cuando hablo (sobretodo en español) porque siento que no digo exactamente lo que quiero decir, que no me refiero enteramente a lo que me quiero referir y que no me dirijo directamente a quien me quiero dirigir.


“Reuniones de padres” a las que mayoritariamente van madres pero no las nombran en la convocatoria. Un Día del Niño que excluye, al menos, a la mitad de quienes vivencian la niñez. Una Asociación de Mujeres “Jueces” de Argentina integrada por juezas. Un “Bienvenido” en la entrada del banco que no da la bienvenida a todes. Un cartel de “hombres trabajando” en la calle que invisibiliza y obtura la existencia de obreras. Una egresada en Economía a la que en su mención de honor le escriben “Licenciado”. Profesoras, expositoras, oradoras que cuando se refieren a ellas mismas hablan de “uno”, “nosotros”. Clases grupales de *complete aquí con lo que quiera* donde la mayoría es femenina pero la presencia de un solo varón cis -un so lo va rón cis- hace que la persona que está al frente de la clase generalice en masculino. La fuerza heteronormativa está en el lenguaje. 


"Además de androcéntrico, sexista, clasista, el uso de la lengua muchas veces es racista y está totalmente normalizado ese racismo lingüístico. Es que los privilegios no se ven, aparecen solo cuando se desglosan como las capas de una cebolla". (Maria Florencia Alcaraz para Anfibia)


"La gente piensa que decir la “e” te va a cambiar. Y lo que va a pasar es que al decir la “e” yo te interpelo, te hago pensar sobre una problemática, te hago pensar sobre la persistencia de una injusticia y te obligo a interactuar con eso. Es ese el efecto que tiene la posibilidad de llegar a lo real." 


"Una cosa que hay que saber es que cuando uno ataca a alguien por un uso lingüístico, es una forma de discriminarla por otras razones --por su origen nacional, nivel educativo, clase social, raza--, por las razones de siempre." (Santiago Kalinowski acá )


"Ok, si no estás listo/a, podemos ayudar con el cambio de muchas maneras:

  • Utilizar colectivos, en vez de decir “Los Alumnos” decir “El Alumnado”.
  • Dejar de utilizar términos degradantes como “Puta” o “Marica”.
  • Si se trata de un grupo compuesto de mujeres y hombres, no generalizarlo al término masculino (ej: Utilizar “Diputados/as”). (Acá puntualmente, con mi hermana y editora preferida, haríamos una corrección en el "mujeres y hombres" para no caer en la estandarización de los (a)géneros que el lenguaje inclusivo se lleva puesto)
  • Evitar la cosificación de personas, como “La señora del jugador de fútbol, Martin Palermo…”
  • No asumir automáticamente una relación heterosexual (En vez de decir “novio o novia”, decir “pareja”)." (Dada acá)

Estos artículos me ayudaron un poco a aclarar ideas e interpretar otros textos. Personalmente me  resulta dificíl hacer uso del lenguaje inclusivo porque tengo el idioma francés muy interiorizado (y tiene mucha E) por lo que no me siento cómoda, sin embargo respeto a quien lo adopta en su manera de comunicarse y hace el esfuerzo de incluir a todes en su discurso.


Y a partir de un tweet que lei al pasar entiendo que es apropiado llamarlo "lenguaje no binario" en lugar de inclusivo, ya que el punto no es incluir: la gente existe, el concepto es reconocer. (Sil Vina @basta_me_voy)


Qué postura tienen al respecto? Algún otro material para aportar al debate?



Pin It

10.2.20

ESPAÑA 2019 Elizondo

Desde julio 2019 hasta hace unos días, que publiqué mi saludo por el nuevo año, La Punta estuvo en silencio, pero la vida siguió pasando y algunas cosas ocurriendo.

Una de ellas fueron las hermosas y movimentadas vacaciones de verano. Recorrimos buena parte del norte de España y fuímos muy felices!

Salimos de Bélgica en el auto, hicimos parada para dormir en Francia y seguimos viaje llegando a Elizondo ... acá respiro hondo, cierro los ojos y me tomo unos minutos.

Elizondo está en Navarra y es el pueblo donde se desarrolla casi toda la trilogia del Baztán  de Dolores Redondo (si no la leyeron ... corran a buscar esos libros!)

Es un pueblito muy chiquito, nostálgico y pintoresco. Nosotros llegamos al mediodía. Estaba nublado y hacía mucho calor pero así y todo nos resultó entrañable. Llevamos un recorrido con algunas paradas relacionadas con los libros y después seguimos curioseando rincones como es nuestra costumbre.

Hay mucha información en google y pueden armarse el recorrido a su manera (sólo les recomiendo que ni se gasten en probar el txantxigorri porque es muy feo!)








Todas las fotos están sacadas con el celular!

Pin It

3.2.20

Maternidad real

Hoy en día leo situaciones/preguntas/pesares de madres con niños pequeños y lo veo tan lejano que siento que a mi no me pasó o que yo no lo viví. Este blog lo empecé cuando Lisa tenía 7 meses y todavía no entiendo como hice porque, además de ahogarme maternalmente en una vaso de agua no teníamos pc en casa, usaba la de Jacko cuando el volvía de trabajar (que no está demás decir que no había días u horarios fijos de trabajo!! COMO SORONGO HACIA???).

Si es cierto que encontré una red de contención ENORME, esas madres del foro de planeta mamá me hicieron mucho bien y lograron que yo pueda con todo (o casi!). Hasta el día de hoy están presentes en mi vida (no las voy a nombrar porque si me olvido de alguna me sentiría fatal, pero ellas lo saben, y si no este es un muy buen momento!).

Voy con la memoria para atrás y me veo llorando en la cocina, intentando que Lisa coma una cucharada de puré porque no toma teta y tampoco mamadera, tiene 5 meses y Jacko esta trabajando en la loma del orto. A la noche se duerme tirándome del pelo (eso me dejó una especie de trauma: no soporto que bajo ninguna circunstancia me toquen el pelo. Es por eso también que voy a la peluquería 1 vez por año y que me preparo mentalmente 2 meses antes) A la mañana siguiente se despierta temprano pero de muy buen humor y durante el día (si bien come poco) duerme sus siestitas y se re banca los paseos en el carrito). Vivimos en Italia y el contexto no es muy "inmigrante friendly" por eso cuando sale la posibilidad de venir a Bélgica yo no lo dudo (había estado una sola vez en Bruselas, durante unos días que Jacko tuvo un curso por su trabajo y me pasé las horas paseando de un lado a otro, esperando que se haga la hora de cenar para reencontrarnos y no más que eso) así que empezamos a armar toda la mudanza y nos vinimos. Una vez instalados Lisa empieza a ir al jardín y yo a estudiar francés, en ese momento empecé a relajarme un poco y entonces me dí cuenta que estaba emarazada de Milo ... la conxa del pato!




Todo esto (muuuuuy resumido) viene a colación de que tal vez, viéndolo desde afuera, la maternidad es una cosa maravillosa (y es cierto que en algunas efímeras circunstancias lo es) pero imaginen maternar sin haberlo elegido. Imaginen la imposición de pasar por situaciones sin privilegios y tener que maternar de igual manera, con la cabeza alta y salir adelante.

La empatía es algo que deberíamos laburar desde chicos, aprender a ponerse en el lugar del otro, cerrar la boca y no decir cosas que nadie nos pide que digamos, no dar por supuesto que las situaciones son como las vemos y aplicar la lógica en cada realidad (no es que para algunas cosas si y para otras no).

Que no se entienda con esto que yo reniego de mis hijos, al contrario, son lo más hermoso que hice y soy muy feliz teniéndolos cerca, me divierto y aprendo un montón con ellos, pero en gran parte todo esto se da porque yo elegí tenerlos y atravesar esta aventura sin fin.

Cual fué/es la relación que ustedes tienen con la maternidad? Cuáles fueron las experiencias más traumáticas y cuales las más felices? Si pudieran volver el tiempo atrás con respecto a este tema, que harían de manera diferente?

Porque la maternidad será deseada ... o no será!

(ustedes también tienen una hermana escritora que les edita los posts? ♥♥♥♥)

Pin It

27.1.20

El Kindle

Sólo les voy a decir que si este tema no les genera interés ... les dejo un abrazo y sigan de largo con lo suyo y sin ninguna culpa! Este tema me engancha de tal manera que me apasionoy abrumo. Quedan advertidos!

Hace un par de años, para mi cumple, mi familia me regaló el kindle. Estaba en mi wish-list desde hacía, por lo menos, 8 años. La idea me seducía de tal manera que ya tenía una recopilación de libros en distintas carpetas de la pc de casa y cada vez que salía el tema con alguien yo conversaba como si fuese una experta.
Siempre había otra prioridad y el kindle bajaba de puesto en la lista pero mis ganas de tenerlo no disminuían (y confieso que mi sed de lectura, por suerte, tampoco!)

Cuando por fin lo recibí me sentí abducida (1 año y pico después mi familia dice que sigo en la misma!) porque no podía dejar de usarlo. De hecho mi tiempo de lectura aumentó, mi ritmo se hizo más ameno, me despojé de la culpa por empezar y no querer seguir con el libro elegido, descubrí mucho material al que de otra manera no hubiese tenido acceso y me encontré sumergida en un mundo aparte en el cual reina la generosidad, la camaradería, el auxilio y mucho cariño!

No, no se asusten ... no voy a escribir una Oda al Kindle (todavía!) pero si voy a sugerirles que, si disfrutan mucho leyendo, si les gusta descubrir lecturas nuevas, si tienen la posibilidad de tener uno ... no se cierren! A mi también me gusta seguir leyendo en papel, una cosa no quita la otra, pero este aparatito me ayudó a despojarme un poco de lo material y a llenar mi cabeza con otras cosas (hermoso sería poder sacar del medio 2/3 de los libros en papel que tenemos en la biblioteca del living de casa para obtener un poco "silencio visual", pero si bien no lo veo como algo factible a la brevedad, tampoco lo descarto)

Existen un montón de lugares donde se pueden descargar libros gratis, bibliotecas virtuales, libros baratos y también hay varios drivers circulando con muy buen material que la gente se toma el tiempo de compilar y con mucho amor y cuidado, compartir.

Les dejo algunos de los 27 libros que compartí el año pasado en instagram y que me hicieron muy muy feliz!








Y ustedes, que están leyendo? En que formato les gusta leer? Pin It