23.4.12

GUEST POST : Julieta

Las cigueñas vienen de Paris 

Cuando acepté "colaborarle" a Pau ella me dio dos ideas sobre que escribir ( "ser mamá en el extranjero / algo sobre vivir en Francia" ) y a mi se me ocurrió mezclarlas: de ahí surgió este post con algunas de las anécdotas de tener niños fuera de tu país. 
Como no tengo experiencia "bloggera" después de escribirlo y releerlo pensé que mi experiencia podría "parecer" negativa...¡pero no es así!. Me encantó tener a mis hijas en Francia sobre todo porque respetaron mi decisión de que fueran embarazos y partos naturales, pero debo reconocer que en este, como en cualquier otro aspecto de la vida de una persona fuera de su país, te encontrás con muchísimas cosas que son difrentes (¡hasta opuestas!) y que te ayudan a descubrir que "no hay verdades absolutas".

Llegamos a Francia en marzo del 2005, pero como estábamos lejos de Paris...¡la cigueña se tomó un tiempito en llegar!...y en enero del 2007 nació nuestra primera hija.

Cuando fuimos a ver al ginecólogo por primera vez nos encontramos al "doctor Chapatín"...¡sólo le faltaba la bolsita de papel en la mano!. Y ahí llegamos nosotros, con todos los preconceptos que uno acarrea en base a la experiencia de amigos o familiares, ¡pero que viven en Argentina!. Así que enseguida le pedimos su celular, "por cualquier cosa que pase"...Pero, por estos lados, ante cualquier emergencia nunca un doctor te dará su teléfono particular, así que es mejor remitirse a las emergencias. "¿Y cómo le avisamos el día del parto?"...bueno, acá te atiende el médico de guardia y con mucha suerte (algo así como si te toca parir de lunes a viernes de 9 a 13hs) tu médico puede llegar a estar presente en el parto... Ya estabamos acá, ¡no íbamos a pegar la vuelta por estos detalles!.

Cada consulta mensual era cortita, con muy poca información sobre lo que me iba a pasar o lo que le pasaba al bebé, pero como tenía un ecógrafo en el consultorio cada mes podíamos ver a nuestro bebé...¡y eso me pareció hermoso!...Además el doctor era muy tranquilo y en todo momento nos hizo sentir que el embarazo y el parto eran algo sumamente natural.

Así que durante esos 9 meses yo me leía todo, iba a cuanta charla encontraba por ahí, y así fue como me empecé a cruzar con la misma pregunta todo el tiempo: ¿vas a amamantar a tu bebé?. La verdad es que al principio me sorpendió mucho esta pregunta, sobre todo porque siempre pensé que en Argentina, al menos durante los primeros meses, uno no se plantea esta opción. Pero en Francia hay muchas mamás que, sobre todo por comodidad(¡así el papá también se levanta de noche!), prefieren que sus bebés tomen la mamadera desde el momento en que nacen...en fin, aunque no coincido con esta idea me quedo contenta de que al menos logré que una amiga belga amamantase a su segundo bebé y me diera la razón de que ¡es lo mejor que hay, para los dos!.

El parto fue muy bueno (¡pero no con mi doctor, por supuesto!) y al día siguiente del nacimiento me enteré de otro detalle: acá bañan a los bebés antes de que se les caiga el ombligo...¡por supuesto una de mis amigas en cuanto vio una foto de mi beba bañandose con el ombliguito colorado me llamó enseguida para ver si yo sabía lo que estaba haciendo!. 
Pelar a los bebés cuando nacen es un acto de "barbarie", mejor ni insinuarlo...¡ las caras que me han puesto cuando cuento que en Argentina siempre pelan a los bebés al nacer!.
Y en cuanto a los aritos en los bebés...¡todo el mundo se los queda mirando o hacen algún comentario!.

Aunque Francia es uno de los paises con tasa de natalidad más elevada en Europa los chicos no se ven, si, así como lo leen. En los lugares donde los vas a cruzar seguro, como las escuelas o plazas, no suelen hacer mucho ruido ni lío, ¡y qué nunca llore un chico en un supermercado o lugar público porque fulminan a sus padres con la mirada!. Y por supuesto que hay lugares donde no los "aceptan": hice la prueba de ir a un restaurante con mi bebé en el cochecito y les aseguro que aunque estaba completamente vacio me dijieron "están todas las mesas reservadas"... 

A pesar de que Francia no es "childfriendly" ...¡ahí nació mi segunda hija!...y como ella resultó más llorona que su hermana...¡nos tuvimos que mudar de país!...No, esto último no es verdad, bueno en realidad si es llorona y si nos mudamos de país...pero no por ella sino por el trabajo de mi esposo ...¡y así descubrí que en Bélgica quieren mucho más a los chicos!




Pin It

8 comentarios :

  1. Hola! yo soy mamárgentina en Belgica y al leerte me sorprendi de las diferencias entre Francia y acá (aunque no es mucha sorpresa en realidad).
    Aguante dar la teta.
    Besos.
    (estas viviendo en La Belgique, posta? somos vecinas entonces?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si, somos vecinas! (yo vivo en Wezembeek-Oppem...¿vos por donde?...¡a ver si nos cruzamos!)
      La verdad es que yo tb me sorprendí de lo distinto que es Bélgica de Francia. Antes de vivir en los dos lugares pensaba que "era todo lo mismo"...¡y la verdad es que me encanta esto de ver cada cultura de cerca...y "sacarles el cuero"!...jajajajajaja.

      Eliminar
  2. Qué lindo post Julieta!
    Coincidencias con tener un bebé en Italia:
    1. Ni se te ocurra pelarlo! Nadie lo hace... ningun peluquero valiente que le toque la mollerita!
    2. Los bebés se bañan antes de que se les caiga el ombligo! Basta tener cuidado con secarlo bien para que no se infecte.
    3. Darle la leche materna, es buenisimo para el bebé y por la comunicacion que se crea con la mamà. Pero para el proximo hijo, también le voy a dar mamadera... porque sino, sos una esclava de la teta!
    Y la cosa buena que tienen los tanos es que nadie se asombra si el bebé llora o grita... ACA GRITAN TODOS! jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡hola Mai!...hay que lindo ver tu respuesta, siempre te leo y nunca comento...¡así que me encantó encontrarte acá!...¡¡ GRACIAS por tu buena onda al comentar!.
      Hace poco un post tuyo tenía un poco la onda de este, comparando esas cosas que "cambian" de un lugar a otro del mundo...¡creo que con ese tema hay post para rato porque uno nunca deja de sorprenderse con esas cosas!.(acá tb conocí los pistachos y comprobado: ¡son adictivos!)
      ¡y me muero de risa imaginandome la típica escena tana con los niños llorando, los viejos gritando !...jajajajaja

      Eliminar
  3. Ohhh nunca escuché de un lugar que no fuera child-friendly! ...Entonces por eso las cigüeñas SE VAN de París! jajaja!
    Y con respecto a amamantar al bebé, no hay dudas: la teta es sagrada!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡tal cual, abandonan la ciudad!...jajajaja.
      Y si, creo que en general las que probamos y nos fue bien queremos hacer publicidad para que toda madre al menos intente amamantar ¿no?...¡yo creo que son muchas las que se suman al bando!
      ¡besos!

      Eliminar
  4. yo no te voy a hacer nigun comment de bebes recién nacidos y eso porque no tengo bebitos y no tengo ni idea, pero me encanta saber de como viven en otros lugares Juli, y eso hizo que me gustase mucho tu post:)
    voy a pasar por tu blog a conocerte!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ mil gracias por tu comentario !...me alegro que te haya gustado porque fue mi "debut" en el mundo blogistico...por ahora no tengo el propio pero si me animo te aviso.
      ¡besos!

      Eliminar